El derecho a vivenciar el espacio intersubjetivo

La propuesta extensiva se sustenta en la convicción de que las prácticas discriminatorias tienen una presencia impactante en la comunidad educativa de nivel medio. Identificando el importante vacío en la formación de educandos así como en educadores en la perspectiva de educación en derechos humanos, Levanta la Mano propicia un juego de rol –los Modelos de Naciones Unidas de la Universidad Nacional de Quilmes (MONUUNQ)– que obliga a posicionarse frente a los actuales desafíos internacionales desde el lugar del otro, reconociendo sus miradas e idiosincrasia culturales, representando fielmente la política exterior de aquel país que se asume desde el plano lúdico, en el contexto de la escenificación de organismos de la ONU.

Este ejercicio abre “ventanas” a mundos desconocidos: que no están atravesados por valores ni costumbres dominantes; que rompen con estructuras mentales y representaciones sociales sobre los que se asientan prejuicios y la discriminación. Esta experiencia apuesta a formar agentes multiplicadores en “derechos humanos y organismos internacionales” que socialicen los contenidos, y la experiencia de una ética del reconocimiento desde la modalidad de taller para aprender de jóvenes que asumieron el compromiso de ser partícipes de la iniciativa.

De esta manera, este proyecto articula una real transferencia de conocimientos y valores en redes sobre educación en derechos humanos a través de los diferentes niveles y actores de la comunidad educativa. Así el mutuo enriquecimiento permite fortalecer la práctica educativa en función de achicar la brecha existente entre las normativas legales, el currículum escolar y la realidad cotidiana.

Mail: monuunq@unq.edu.ar